Las mujeres mexicanas inmigrantes en Estados Unidos tienden a votar en menor porcentaje que los hombres, mientras que en México el voto femenino supera al masculino, un tema que fue debatido en Dallas en un foro sobre la participación política de los mexicanos en el exterior.

El foro, realizado la noche del viernes y centrado en el voto femenino y cómo fomentarlo, fue organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE) de México, con participación de funcionarios electorales, académicos y activistas, en las instalaciones del Consulado de México en Dallas.

El evento formó parte de la Jornada Internacional del Llamado al Voto desde el Extranjero, organizada por el INE este fin de semana en Dallas, Chicago y Los Ángeles, las tres ciudades con mayor numero de votantes registrados para sufragar en las próximas elecciones presidenciales en México.

En su participación, María Virginia Gutiérrez Villalvazo, consejera del Instituto Electoral y Participación Ciudadana del estado de Jalisco, expuso las características de la mujer migrante mexicana y el comportamiento del voto femenino desde el extranjero en los pasados procesos electorales en México.

Apuntó que en Estados Unidos residen unos 5.5 millones de mujeres mexicanas, alrededor del 46 por ciento de la población mexicana en este país, con una edad promedio de 40 años, mayor que la de los hombres migrantes.

La mayoría de las migrantes mexicanas tienen bajo nivel de escolaridad, pues casi seis de cada diez mayores de 25 años no concluyeron secundaria; poco más del 50 por ciento trabajan, en su mayoría en oficios pocos calificados, y sólo 12 por ciento son ejecutivas o técnicas.

En las elecciones presidenciales de 2006, 17 mil 622 mujeres mexicanas votaron desde el extranjero, lo que significó 43 por ciento de los votos emitidos, y en los comicios de 2012 fueron 26 mil 755, lo que representó 45 por ciento.

Gutiérrez Villalvazo dijo que es importante saber quiénes son las mujeres mexicanas que emigran para poder promover su participación política, y acotó que ellas enfrentan una doble paradoja: la falta de oportunidades en su país y la escasa participación en Estados Unidos, “un circulo vicioso que debe ser revertido”.

Por su parte, Luisa del Rosal, directora del Centro de Estudios Texas-México Mission Foods de la Universidad Metodista del Sur (SMU), dijo que organismos como el INE tienen la responsabilidad tanto de hacer saber a las migrantes que pueden votar desde el exterior, como de que su voto puede tener un impacto.

“Nuestro voto siempre cuenta; las mujeres juntas tenemos mucho impacto”, señaló.

Cesar Ledezma, secretario técnico del Registro Federal de Electores del INE, informó que a la fecha se han realizado 630 mil trámites de credenciales de elector desde el exterior, de las cuales se han entregado más de 490 mil 500, aunque sólo 90 mil 976 credencializados se registraron para votar.

El mayor numero de solicitantes de credenciales de elector se ubica en Los Ángeles con 82 mil, seguido de Dallas con 67 mil, Chicago con 64 mil y Houston con 46 mil.

El cónsul de México en Dallas, Francisco de la Torre Galindo, dijo que ahora con la facilidad de tramitar la credencial de elector desde el extranjero, los mexicanos en Estados Unidos y en el resto del mundo “tenemos las herramientas para ejercer nuestros derechos” como ciudadanos mexicanos.

El foro fue moderado por Mónica Maccise, directora de la unidad técnica de igualdad de genero y no discriminación del INE y en el participaron también Brenda Valdés, especialista en migración, desarrollo y políticas publicas y Claudia Torrescano, comunicóloga y activista en Dallas.