El Senado de la República tendrá un papel fundamental en la próxima administración por los temas pendientes en la agenda, ya que la actual cámara alta dio prioridad a la contienda, consideró la candidata a senadora de la coalición “Por México al Frente”, Kenia López.

En entrevista con Notimex, señaló que en México se requiere de un Congreso de la Unión independiente, que sirva de contrapeso a los poderes, como se establece en la democracia.

La candidata de la coalición integrada por los partidos Acción Nacional (PAN), De la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano, precisó que entre los temas pendientes que abordará se encuentran los problemas de inseguridad, corrupción y paridad de género.

Agregó que la sociedad demanda atención a la seguridad y la fortaleza económica en los hogares, por lo que una de las obligaciones del próximo Senado de la República será dotar al país de un fiscal general anticorrupción autónomo, combatir ese flagelo con educación eficiente para ser competitivos en lo local, lo nacional y lo internacional.

La aspirante a legisladora lamentó el trabajo del actual Senado, que se preocupó más por las elecciones y los partidos políticos que por el Estado de derecho y por cumplir con su labor para crear e implementar leyes; dijo que ella, como senadora de la República, trabajará para designar un fiscal anticorrupción y empoderar a las mujeres.

Detalló que en el Senado de la República planteará que los poderes Ejecutivo, Legislativo, Judicial, así como los organismos autónomos tengan paridad de género en sus titularidades, y que sus gabinetes estén integrados por mitad mujeres y mitad de hombres.

En la Constitución de la Ciudad de México se logró tener paridad de género, por lo que confió que a nivel nacional se logre la paridad por ley, por lo que presentará las iniciativas correspondientes para que el Ejecutivo tenga un gabinete plural, al igual que se hará con el Poder Judicial.

López Rabadán consideró necesario que los integrantes del Senado de la República dejen a un lado los intereses personales, de grupo y facciones para evitar dejar temas pendientes, pues se requiere priorizar el interés de México y su gente por encima de cualquier otro.

Los senadores están obligados a dar un nuevo rostro a México y a las familias, así como contrarrestar el miedo de que los hijos salgan a la calle, por lo que el tema de la seguridad será uno de los principales que se abordarán en el Senado de la República y en el Congreso de la Unión.

Dijo que más de 51 por ciento de la población mexicana está integrada por mujeres, y en el Senado se deben construir acuerdos en beneficio de ese sector de la población, más allá de los partidos políticos, de un grupo o de una visión porque históricamente las han estado en desventaja.

Recordó que en las fotografías sobre la promulgación de la Constitución de 1917 no se observan mujeres porque ni siquiera votaban, y 100 años después, en 2017, en la fotografía del centenario de la Constitución sólo hay una mujer “la gobernadora de Sonora”, con lo que se demuestra que se han tenido avances limitados.

Al referirse al candidato presidencial de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, señaló que se trata de un candidato innovador con claridad de ideas que ofrece un cambio real a México, propuestas serias y viables que darán resultados a favor de los mexicanos.