El gobierno de Estados Unidos debe evitar respaldar un golpe de Estado en Venezuela debido al daño que causaría al impulso de la democracia en el mundo y a que alimentaría resentimientos históricos en América Latina, afirmó el diario The New York Times (NYT) en un editorial.

El editorial fue difundido este miércoles luego de que el sábado pasado, el periódico publicó una investigación que asentó que funcionarios estadunidenses discutieron el año pasado la posibilidad de ayudar a líderes rebeldes venezolanos a derrocar al presidente Nicolás Maduro.

El New York Times precisó que el gobierno del presidente Donald Trump decidió no respaldar el intento golpista, aunque lo hizo por “la razón equivocada”, es decir, por falta de confianza en los conspiradores.

Los acercamientos sucedieron luego de que Trump manifestara que consideraba una “opción militar” en Venezuela y de que el senador Marco Rubio alentara con expresiones una rebelión en las fuerzas militares de ese país.

“Sin embargo, si Trump está de hecho tentado a intervenir o actuar militarmente, como sugieren los comentarios del pasado, debería contemplar la dolorosa historia de la intervención estadunidense en América Latina”, subrayó el diario.

Destacó que la forma correcta de presionar al régimen venezolano es alentar un acuerdo de transición al endurecer las sanciones contra Maduro y su camarilla, “que respaldan un sistema autocrático y corrupto”.

Sugirió además usar la influencia de otros países, como Cuba, y ampliar la ayuda a las personas que lo necesitan en Venezuela.

Puntualizó que una participación estadunidense en el derrocamiento “inflamaría viejos resentimientos regionales y sospechas” hacia Washington y que la noticia de las reuniones con líderes rebeldes ayuda ya a la guerra de propaganda de Maduro.

“Respaldar un golpe también haría más difícil para los estadunidenses abogar de modo creíble por la democracia en el mundo, un esfuerzo ya comprometido por el pisoteo de las normas democráticas nacionales por el presidente Trump y su entusiasmo por tiranos extranjeros”, señaló el Times.