El director general de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación, Ricardo de la Cruz Musalem, informó que ya se solicitó la Declaratoria de Desastre para los municipios de Sinaloa que resultaron afectados por las torrenciales lluvias del 19 y 20 de septiembre, por lo que se pasó de etapa de emergencia a la de reconstrucción.

“La etapa más compleja que era la emergencia para proteger a la población ya está superada. Estamos en la etapa de reconstrucción”, dijo a Notimex, al resaltar que derivado de las precipitaciones, lamentablemente perdieron la vida tres personas -dos de ellas electrocutadas- y tres más se encuentran oficialmente desaparecidas.

“Se ha manejado un número muy distinto en medios de comunicación y en redes sociales pero ahorita lo que tenemos es tres personas desaparecidas. Ese es el reporte oficial”, anotó.

De la Cruz Musalem Indicó que tras conocerse el desastre, el Gobierno Federal actuó con oportunidad, prudencia y determinación lo que permite que “esté de pie y se levante muy rápido”.

También, añadió, “está por aprobarse una Declaratoria de Desastre que tiene como objeto reconstruir la infraestructura estatal que resultó dañada y, evidentemente hacerlo a la brevedad posible”.

En torno a la situación actual, detalló que durante la etapa de emergencia se instalaron 29 albergues en los que se alojaron cerca de dos mil 900 personas, pero que varias de ellas ya iniciaron el regreso a su hogar, una vez que dejó de llover.

El funcionario de la Segob aclaró que los albergues continuarán activados el tiempo que sea necesario, como también el apoyo de los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal, dado que permanece en el lugar personal de Protección Civil de la Segob, de la Defensa Nacional, Marina, Policía Federal, aunado al despliegue del gobierno local.

“La instrucción del presidente Enrique Peña Nieto ha sido muy precisa: el tiempo que ellos requieran nosotros vamos a estar apoyando y evidentemente esto lleva un proceso. Estamos en temporada de lluvias y estos fenómenos atípicos también pueden derivar de un cambio climático”.

Esto es, “los presidentes municipales, el gobernador del estado han encabezado todas estas acciones y el Gobierno federal se viene a sumar a todas estas acciones que ellos ya venían realizando para reforzarlas”, acotó.

Destacó que en Culiacán, Los Mochis y Ahome, son los municipios “más críticos”, ya sea por el inundaciones fluviales o bien pluviales, sin embargo no se debe bajar la guardia.

“Ahorita ya no hay lluvia y el pronóstico es muy positivo, sin embargo hacia adelante continúa la temporada” de ahí la urgencia de restablecer las condiciones del estado lo más pronto posible.

Señaló que al momento se contabilizan los daños a la infraestructura carretera, resultado de un socavón y un deslave, que ya son atendidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en tanto que se cuantifica las pérdidas agrícolas, a fin de activar los seguros del campo.