El presidente Andrés Manuel López Obrador sostuvo que está preparado para no fallarle al pueblo de México y que está conciente de la expectativa que tienen los mexicanos sobre el nuevo gobierno, pero se dijo optimista para enfrentar los grandes retos del país.

«Estoy preparado para no fallarle a mi pueblo», expresó en su primer discurso tras tomar protesta como presidente constitucional en el Palacio Legislativo de San Lázaro, y recibir la banda presidencial de manos del diputado Porfirio Muñoz Ledo.

López Obrador comentó que en su trayecto esta mañana rumbo a San Lázaro, se le acercó sobre Calzada de Tlalpan un joven en bicicleta «y me dijo: no tienes derecho a fallarnos, y ese es el compromiso que tengo con el pueblo de México».

Ante invitados especiales, presidentes, los poderes Legislativo y Judical, así como funcionarios del nuevo gobierno, dejó en claro que no le interesa ni le importa lo material, ni la parafernalia del poder.

«El poder debe ejercerce con sabiduría y humildad», solo se ejerce virtud, cuando se pone al servicio de los demás», resaltó.

Ante aplausos, López Obrador dijo que esta conciente de la gran expectativa que tienen los mexicanos y los desafíos de los grandes problemas nacionales, «pero estoy optimista y creo que vamos a salir bien, porque creo en el pueblo y en su cultura».