La oferta turística mexicana va más allá de Cancún, los sombreros y el tequila
México es uno de los países más visitados por extranjeros en Latinoamérica.

Sus playas con clima cálido y agua azul atraen a personas de todo el mundo.

Tan sólo en 2018, 41.55 millones de turistas internacionales visitaron el país.

La derrama económica por esta actividad fue de USD 23.263 millones.

Aunque las costas del país son las más populares, así como su gastronomía, hay más actividades que se pueden explorar para hacer aún más gratificante la visita a México.

Para poder tener una visita más enriquecedora y distinta a las que tienen la mayoría de los turistas, estos son los errores que no se deben cometer según la revista The Points Guy:

1. Creer que México es como en las películas de Hollywood

En el cine extranjero se ha manejado una idea no tan correcta de la cultura mexicana. Algunas costumbres aunque sí se realizan en México, no son tan cotidianas como se piensa.

Por ejemplo, la música del mariachi. Aunque es normal que en restaurantes mexicanos y plazas típicas se encuentren a músicos interpretando estas composiciones, es un atractivo más enfocado en el turismo.

2. Beber tequila de baja calidad

El tequila es una bebida característica de México, originaria del estado de Jalisco. El líquido obtenido de la destilación del maguey sí es popular en el país, pero no todos son de la mejor calidad.

Aunque los precios de marcas conocidas como José Cuervo pueden resultar más accesibles, según un ranking de la revista Forbes, los mejores tequilas son Atelier del Maestro, Centenario Leyenda, Reserva Familia Reposado, Tequila 1800 Milenio, Dobel 50 cristalino y Reserva de la Familia Platino.

3. Pensar que México es una zona cero

En los últimos años el narcotráfico ha incrementado la violencia en el país. Sin embargo, sus niveles no han convertido a México en algo inhabitable, totalmente inseguro o sin leyes.

Como en todas las naciones, hay zonas en las que se debe tener más cuidado pero no hay razones de alarma. Sobre todo en lugares turísticos.

Así como hay leyes para salvaguardar la seguridad de los turistas, también hay reglas que se deben acatar porque de no hacerlo, se recaería en un delito. Una de ellas y que se podría creer que no es importante, es beber en vía pública. Si se realizara, la policía tiene el derecho de arrestar a la persona o levantarle una multa.

4. Sólo visitar playas conocidas

Según datos de la Secretaría de Turismo en 2017, los lugares en donde se centra la llegada de extranjeros al país, es en playas como Cancún, la Riviera Maya y Los Cabos.

Aunque son lugares bellos que ofrecen a los turismos una amplia variedad de servicios y atracciones, también hay otros sitios que vale la pena visitar.

En el país hay 111 pueblos mágicos; pequeñas localidades con encanto mexicano, que también tienen disponibles servicios para visitantes. Igualmente hay opciones para realizar ecoturismo como Xilitla en San Luis Potosí o el Parque Nacional del Nevado de Toluca del Estado de México.

5. Confundir comida mexicana con tex-mex


Los nachos, burritos y las fajitas son platillos «mexicanos» conocidos en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. Por esta razón, los turistas llegan a México en busca de esos platillos. Porque es la referencia que tienen de la gastronomía del país.

Aunque también se preparan, no habrá gran diferencia con la que se prueba en cadenas de comida rápida de otros destinos. En la comida mexicana, que fue reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, hay platillos mexicanos que vale la pena probar como los tamales, la barbacoa, tacos de carnitas, cochinita pibil, pozole y la torta ahogada.

6. Sólo tener billetes de alta denominación

La mayoría de los cajeros automáticos dan billetes de valor alto cuando se retira dinero de ellos. Sin embargo, al momento de pagar en comida, puestos de la calle, tiendas, o taxis, es complicado para los comerciantes devolver el cambio.

Es preferible escoger billetes de bajo monto o ir a cualquier ventanilla de banco (cierran a las cuatro de la tarde) y pedir que que lo cambien por monedas. El servicio es gratuito.

7. No dar propina.

Como en otros países, en México también se acostumbra a dar propina en establecimientos como restaurantes, bares y gasolineras. La cantidad aproximada de dinero que se le da a los empleados es aproximadamente de entre el 10% y 15% del valor total de lo consumido.