Previo a arrancar motores para la quinta edición del FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO™, Mario Achi, embajador de la carrera mexicana, fue el encargado de lanzar la primera bola previo al partido de los grandes rivales Tigres de Quintana Roo vs Diablos Rojos del México, uno de los juegos más importantes y esperados de la Liga Mexicana de Béisbol.

Luciendo su ya famoso nomex y sombrero bordado con hilos de oro, Mario Achi fue acompañado a la loma por Miguel Ojeda, Presidente Adjunto del club, saludando e interactuando con los aficionados del deporte rey, quienes se vieron asombrados y divertidos por su presencia en el terreno del Alfredo Harp Helú antes de lanzar la primera bola y dar por comenzado el juego.

A lo largo de la tarde, Mario convivió con Roccy y Rocco, las mascotas oficiales de los Diablos Rojos del México, y juntos hicieron de la tribuna una verdadera F1®ESTA. De esta manera, inicia una colaboración sin precedentes entre dos de los deportes favoritos de los mexicanos.

La presencia de Mario Achi en el Estadio Alfredo Harp Helú llevó la emoción del FORMULA 1 GRAN PREMIO DE MÉXICO 2019™ a los aficionados del béisbol, calentando motores para la edición que se celebrará los días 25, 26 y 27 de octubre en el Autódromo Hermanos Rodríguez.