La próxima semana una ola de calor afectará a Europa con temperaturas que alcanzarán hasta los 40 grados centígrados (°C), las cuales son inusuales al iniciar el verano.

Francia, España e Italia serán los países más afectados a partir de este domingo, según informó el Servicio Meteorológico de Francia. El calor se acentuará a partir del lunes y martes entre 5 y 10 grados más.

Las altas temperaturas podrían permanecer hasta el siguiente fin de semana, sobre todo en la mitad oriental de Francia, la capital París y la ciudad de Lyon.

Ambas ciudades presentan grandes aglomeraciones por lo que las temperaturas se elevarán aún más debido al fenómeno llamado “isla de calor urbano”, indicó el servicio francés.

También se espera la entrada de aire seco y muy cálido procedente de África, que al mismo tiempo se combinará con un cielo despejado, por lo que se espera una máxima radicación.