Las autoridades de inmigración de Estados Unidos planean lanzar el domingo una gran operación destinada a deportar a familias recién llegadas que se encuentran ilegalmente en Estados Unidos, informó el viernes el diario Washington Post, citando a tres funcionarios estadounidenses que no identificó.​

El medio estadounidense dijo que la «operación familiar» apunta a hasta 2.000 familias que enfrentan órdenes de deportación en ciudades como Houston, Chicago, Miami, Los Ángeles y otros destinos.

Según publicó CNN, el secretario interino del Departamento de Seguridad Nacional, Kevin McAleenan, «ha dudado acerca de los elementos de la operación».

ICE tampoco ha publicado el alcance y el calendario de la operación.

En una conferencia telefónica con periodistas a principios de esta semana, Mark Morgan, el director interino de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, dijo a reporteros que la agencia apuntaría a familias que habían recibido una orden de expulsión de un tribunal de inmigración. Sin embargo, no quedó claro cuándo comenzaría la operación.

El lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que «la próxima semana, ICE comenzará el proceso de remover a los millones de extranjeros ilegales que ilícitamente han encontrado su camino hacia Estados Unidos. Serán eliminados tan pronto como entren».

Y agregó que México estaba haciendo un «muy buen trabajo» usando sus fuertes leyes de inmigración.

CNN señaló que funcionario de alto rango de la administración dijo que la operación «había sido planeada por algún tiempo, pero el tuit había puesto la operación a la vanguardia».