Volkswagen y Daimler, con cargos y multas por manipular emisión diesel

La fiscalía alemana levantó cargos contra ejecutivos de Volkswagen (VW) por haber manipulado el mercado, mientras la firma Daimler aceptó pagar 870 millones de euros de multa, en ambos casos por violar los sistemas que miden las emisiones de sus vehículos diésel.

En Braunschweig, Baja Sajonia, la fiscalía levantó cargos criminales por manipulación del mercado contra el actual director general de VW, Herbert Diess, el presidente de la empresa Hans Dieter Pötsch y el exdirector Martin Winterkorn.

Los tres se encuentran involucrados en la manipulación de los sistemas que miden las emisiones contaminantes de sus vehículos diésel, y la acusación precisa que de manera intencional malinformaron a los inversionistas de la VW sobre el impacto financiero de esa manipulación tras su descubrimiento en 2015.

Además de los propietarios directos de las unidades, los inversionistas se vieron imposibilitados de vender sus acciones bursátiles que eran consideradas confiables y seguras hasta antes del escándalo llamado familiarmente «dieselgate».

De acuerdo a lo descubierto, los sistemas de control de emisiones estaban programados para reducirlas cuando detectaban que los vehículos eran sometidos a pruebas, a fin de cumplir las normas ambientales

Los ejecutivos no dieron a los inversionistas información vital como el daño financiero esperado por el escándalo y los costos legales de los litigios, indicó un reporte de la Deutsche Welle (DW).

Las acciones de VW se derrumbaron en el mercado bursátil estadunidense el 21 de septiembre de 2015 después de que las autoridades de Estados Unidos informaron de la manipulación, pero los ejecutivos de la automotriz informaron a los inversionistas de los posibles daños un día después.

La defensa de Siess y los coacusados se dijeron sorprendidos por el razonamiento de la fiscalía y señaló que los hechos no justifican la acusación de manipulación del mercado.

En tanto Daimler, que a agrupa las marcas Mercedes Benz, Smart, Setra y Mitsubishi Fuso entre otras, aceptó la multa de 870 millones de euros (unos 957 millones de dólares) por violar los límites de emisiones de contaminantes fijados en Alemania.

Las violaciones datan de 2008 y alcanzan a unos 684 mil vehículos con emisiones más altas de las permitidas.

Este jueves Daimler dijo en un comunicado que «es en el mejor interés de la compañía poner final al proceso de infracción administrativa y concluir el asunto».

Los fiscales de Stuttgart aclararon que la multa es independiente de su investigación sobre personas específicas sobre la manipulación del software de los vehículos, ni tiene relación con las demandas civiles levantadas, agregó la Deutsche Welle.