No al cobro de impuesto por ventas de catálogo: Abigail Arredondo

En Sesión de Pleno de la LIX Legislatura de Querétaro, la diputada  Abigail Arredondo mencionó  que el pasado 8 de septiembre se presentó al Congreso de la Unión el paquete económico para el ejercicio fiscal 2020. 

En dicho paquete se incluyeron, entre otros documentos, la miscelánea fiscal, en específico, una serie de modificaciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta. 

“Más allá de cuestiones técnicas, salta a la vista la inclusión del artículo 76 Bis, que tiene por objeto establecer un mecanismo de cobro, supuestamente más efectivo, para las ventas que se realizan vía catálogo”, destacó Abigail Arredondo.

Este mecanismo consiste en que la empresa comercializadora, determinará y retendrá a los vendedores independientes el Impuesto Sobre la Renta, a efecto de entregarlo posteriormente a la Secretaría de Hacienda. 

Sin embargo, destaca Abigail Arredondo, lo que no se da cuenta el gobierno federal, es que dicho mecanismo afecta directamente a quienes menos tienen, el cobro impactará directamente en los bolsillos de los pequeños vendedores. 

De un promedio de 2.7 millones de personas que se dedican a las ventas por catálogo, el 80% son mujeres, y 7 de cada 10 son madres cabezas de familia, con un promedio de tres a cinco dependientes económicos. 

Asimismo, alrededor del 78% de las mujeres que se dedican a esta actividad son de bajos recursos, cuyos beneficios por esas ventas representan un ingreso extra para cubrir sus necesidades. 

Así también, en la mayoría de estos sistemas de compra, las vendedoras tienen que ingresar pedidos mínimos de 1 mil 500 pesos, de los cuales, reciben una comisión aproximada del 30%, esto es, 450 pesos. 

“Si bien, la promesa del gobierno federal fue no crear nuevos impuestos, esta carece de sentido cuando se cambian los mecanismos de recaudación, afectando el bolsillo de los que menos tienen, pues con las medidas propuestas ahora el sujeto pasivo serán las madres amas de casa, dejando de lado a las empresas transnacionales que comercian con esos productos”, subrayó Arredondo Ramos.

Para finalizar Abigail Arredondo mencionó que el gobierno federal pretende cobrar impuestos a mujeres en situación precaria en lugar de crear empleos bien remunerados y con horarios flexibles, a fin de permitir que estas mujeres trabajadoras se superen y puedan mejorar, en la medida de lo posible, su situación económica y familiar.