FBI ha fallado en detectar amenazas terroristas EU

FBI ha fallado en detectar amenazas terroristas EU

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) carece de protocolos para actuar oportunamente ante quienes representan una potencial amenaza para la seguridad nacional, señaló hoy un organismo al interior del Departamento de Justicia de Estados Unidos.

De acuerdo con el reporte presentado por la dependencia estadounidense, el FBI debe mejorar sus mecanismos de evaluación de sospechosos afines a grupos de ideologías extremistas o de carácter terrorista, así como de las personas con alguna enfermedad mental que pudieran cometer actos violentos.

El reporte hizo referencia a las debilidades del FBI al momento de prevenir futuros ataques al carecer de estrategias para vigilar a quienes han mostrado conductas sospechosas ante las autoridades, pero aún no han violado leyes federales, motivo por el cual no pueden ser detenidos.

Según información oficial, el FBI ha investigado a varias personas durante años, pero carecen de la facultad de arrestarlos al no existir un delito de por medio; posteriormente, dichos sospechosos perpetúan ataques en territorio estadounidense.

El rotativo estadounidense The New York Times destacó el ejemplo de un hombre que en 2016 disparó de forma indiscriminada contra diversas personas en un club nocturno en Orlando, Florida, y quien fue sospechoso del FBI durante mucho tiempo.

El FBI ya había solicitado una evaluación de su desempeño en el combate al terrorismo en 2017 tras los atentados a las torres gemelas del 19 de septiembre de 2011. En ese entonces se identificaron deficiencias e inconsistencias en el seis por ciento de los casos.

A pesar de los estudios previos, hasta el momento el informe detectó pocos avances en la manera en que el FBI ha atendido las amenazas, no sólo de grupos terroristas provenientes del exterior, sino también de personas que operan de forma independiente en territorio estadounidense, pero han generado afinidades con el yihadismo y otro tipo de extremismos extranjeros.

El organismo del Departamento de Justicia destacó la falta de una estrategia consistente para atender a personas con problemas de salud mental, quienes en la mayoría de los casos son llamados para una valoración ante el FBI o son vigilados por sus familiares en coordinación con la dependencia, pero esto no ha sido suficiente.

El reporte presentado hoy añadió recomendaciones operativas para ayudar al FBI a atender y categorizar las amenazas antes de que éstas impacten directamente en la seguridad nacional de Estados Unidos. El buró de investigación estuvo de acuerdo en cada una de las observaciones.