Irán supera el millón de contagios por covid-19 pero con tendencia a la baja

Irán supera el millón de contagios por covid-19 pero con tendencia a la baja

Irán sobrepasó este jueves la línea roja del millón de contagios por la covid-19 mientras se dispone a reducir las restricciones debido a la ligera mejoría de la última semana, que ha aliviado la presión sobre los hospitales. 

Desde el inicio de la pandemia en febrero pasado en el país persa 1,003,494 personas han contraído el nuevo coronavirus, de las que un 70 % ya se han recuperado y 49,348 han fallecido, según las cifras del Ministerio de Salud. 

Solo en las últimas veinticuatro horas se contabilizaron un total de 358 fallecimientos a causa del nuevo coronavirus y 13,922 contagios. Aunque los datos siguen siendo muy elevados, la tendencia es a la baja respecto al mes pasado, cuando se batieron récords de decesos, 486 el 16 de noviembre, y de contagios, 14,051 el día 27. 

El ministro iraní de Salud, Said Namakí, aseguró que «la situación de la covid-19 ha mejorado gracias al cumplimiento de las restricciones y los datos de mortalidad han bajado». 

En concreto, se ha notado un cambio positivo en las ciudades en las que se aplicó el cierre de todos los comercios y servicios no esenciales, entre otras medidas, el pasado 21 de noviembre, señaló Namakí. 

MENOS CIUDADES EN ALERTA  

Las autoridades iraníes han clasificado con colores rojo, naranja y amarillo el estado de las ciudades, siendo el primero el de máximo riesgo por una mayor propagación de la covid-19. 

Antes del inicio de las citadas restricciones había unas 160 ciudades en estado rojo y ahora solo 64, mientras que las calificadas como naranja han subido a 278. 

Entre las grandes ciudades que han cambiado o van a cambiar a partir del próximo sábado de estatus se encuentra la capital Teherán, que pasará a ser naranja, según anunció el presidente Hasan Rohaní. 

Eso implica la reapertura de la mayoría de los comercios y que hasta la mitad de los funcionarios, en vez de un tercio, puedan acudir a sus puestos de trabajo. Seguirán, no obstante prohibidos los eventos culturales y religiosos y clausurados los centros educativos, los clubes deportivos y los cines, entre otros. 

«Es un alivio poder reabrir la próxima semana la tienda. Si hubiéramos tenido que permanecer más tiempo cerrados habría sido nuestra ruina», dijo a Efe Ahad Amiri, dueño de una tienda de ropa en Teherán, quien reconoció un desplome de las ventas desde el inicio de la pandemia. 

El toque de queda, de 21 horas a 4 de la madrugada, puede sin embargo que se mantenga en la capital y en las principales ciudades, aunque ya no estén en estado rojo. Las autoridades están estudiando su prórroga en las urbes de más de 200,000 habitantes para reducir los desplazamientos y las reuniones. 

Entretanto, el confinamiento se extenderá durante al menos otra semana a partir del sábado, primer día laboral en Irán, en las localidades que siguen en máxima alerta. 

MÁS PRUEBAS Y CONTROL DE LAS CUARENTENAS  

Las autoridades persas destacan que en la actualidad se están detectando más casos gracias al aumento de los test. Hasta ahora, se han realizado en el país, que tiene más de 80 millones de habitantes, un total de 6.256.715 pruebas. 

Namakí informó de que los test rápidos se van a enviar a todas las provincias para alcanzar una capacidad diaria de 60,000 pruebas en los ambulatorios, mientras que se mantendrán las PCR en los hospitales al nivel de 40,000 al día. 

Para facilitar y controlar que los enfermos cumplan con las cuarentenas, el Ministerio de Salud está trabajando con el de Turismo para que los hoteles de dos y tres estrellas sean equipados para aislar a los pacientes de las clases más desfavorecidas. 

También se está efectuando un mayor control a través de los documentos de identidad de aquellos contagiados, registrados en una base de datos. 

De esta forma se está impidiendo usar los autobuses, trenes o aviones y entrar a oficinas gubernamentales a aquellas personas enfermas de covid-19 que se han intentado saltar la cuarentena. 

Hay asimismo restricciones de viaje y de entrada y salida de las ciudades en estado rojo y naranja con el fin de evitar los viajes y una mayor propagación de la enfermedad. 

BAJADA DE LAS HOSPITALIZACIONES  

El número de ingresos hospitalarios es el criterio utilizado para catalogar a una ciudad de estado rojo, naranja o amarillo, según explicó Alireza Raisi, viceministro de Salud y portavoz del Comité Nacional de Lucha contra Coronavirus. 

Raisi detalló que la media de la última semana es de 10 ingresos por cada 100,000 habitantes en las ciudades en estado rojo, de 6 en las catalogadas como naranjas y de 4, en las amarillas. 

El descenso en las hospitalizaciones es evidente en las cifras de hoy del Ministerio de Salud. De los 13,922 nuevos enfermos, 1.921 requirieron ser ingresados, un dato bastante inferior al de las últimas semanas.  

La especialista en enfermedades contagiosas y miembro del Comité Nacional de Lucha contra el Coronavirus, Minu Mohraz, comentó ayer, citada por la agencia oficial IRNA, que las hospitalizaciones se han reducido un 60 %. 

Mohraz reconoció, sin embargo, su «preocupación» por el fin de las restricciones o su relajación, que pueden llevar a nuevos picos de contagios y decesos en el país, el más afectado por la pandemia de Oriente Medio.