Doctor que con influyentismo vacunó a familiares, deja su cargo

Doctor que con influyentismo vacunó a familiares, deja su cargo

El doctor José Rogel Romero dejó su cargo como director del Centro Médico Lic. Adolfo López Mateos al iniciar un procedimiento de sanción en su contra por haber promovido que dos de sus familiares se aplicaran la vacuna contra el Covid-19, informaron autoridades de la Secretaría de Salud del Estado de México.

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador confirmó la denuncia de que el director influyó para que se vacunara a su esposa e hija, autoridades mexiquenses iniciaron una investigación.

«Esta conducta será sancionada, primero, por el Órgano Interno de Control de la Secretaría de Salud y se le dará vista a la Contraloría General del Estado de México», dio a conocer el gobierno mexiquense.

Las dos familiares del director del hospital que fueron vacunadas son su esposa, quien es médica anestesióloga, y su hija, quien también es médico general. A ambas, pese a su profesión, todavía no les tocaba ser inmunizadas, pues, por orden presidencial, se debe priorizar a personal de primera línea en la lucha contra el Covid-19.

En esta investigación, autoridades mexiquenses rectificaron la versión inicial de que un error en el sistema de citas electrónicas de una empresa contratada por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue el origen de que el personal médico de primera línea no llegó al sitio de la vacunación contra el virus, en la zona militar 22 del Estado de México, el 24 de diciembre.

«El Instituto Mexicano del Seguro Social no tuvo ni tiene ninguna responsabilidad directa o indirecta en la decisión que tomó el director del Centro Médico Lic. Adolfo López Mateos», el doctor José Rogel Romero, quien propuso aplicarles a dos de sus familiares la vacuna contra el Covid-19″, precisaron autoridades de la Secretaría de Salud mexiquense.

Se comprometieron a que, en el Estado de México, la Secretaría de Salud «reforzará el filtro de registro de candidatos a recibir la vacuna, con la finalidad de evitar que estas prácticas se repitan».

Además, advirtieron que toda conducta irregular cometida por parte de los sectores médico y administrativo, sin importar el rango, «será sancionada en caso de incurrir en la violación de los protocolos y la aplicación de vacunas a personas que aún no les corresponde».

Este miércoles por la mañana, el Presidente pidió a la población denunciar estos abusos porque es un asunto de todos «poder frenar, detener, cortar de tajo con el influyentismo, que es un vicio, un mal hábito que viene de lejos».

Por la tarde, frente Centro Médico «Adolfo López Mateos», en Toluca, un grupo de médicos y enfermeras protestaron y exigieron ser vacunados contra el Covid-19.