Carlos Slim: el valor que sembró su padre en él y que lo marcaría toda su vida

Carlos Slim: el valor que sembró su padre en él y que lo marcaría toda su vida

Carlos Slim ha declarado, en diversas ocasiones, las enseñanzas que le dejó su padre, quien murió cuando él apenas tenía 13 años.

Sin duda alguna, el empresario mexicano Carlos Slim es uno de los hombres de la vida pública más importantes de México, pues el magnate es el hombre más rico del país, además, hace algunos años también ocupó el lugar de la persona con más dinero en todo el mundo.

Esto hace que Slim se convierta en una de las personas que tiene más relación con el mundo empresarial de México, sin embargo, también es una de las personas con más relación en el mundo político. Prueba de ello, es que el empresario ha acompañado, en diversas ocasiones, al actual presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Ejemplo de ello fue el pasado lunes, cuando apareció en una fotografía desayunando con él. Y es que el mandatario López Obrador, en su conferencia de prensa mañanera del pasado lunes, informó que desayunaría con el magnate en Palacio Nacional.

Tras esto, el mandatario posteó en sus redes sociales una fotografía en la que se le ve sonriente al lado del empresario en el desayuno. “Desayuné con Carlos Slim que, además de amigo y buen empresario, contribuye al desarrollo del país.

Por ejemplo, América Móvil vendió una filial en Estados Unidos y pagaron en México, el 16 de diciembre, 28 mil millones de pesos a la Hacienda pública”, posteó el mandatario al lado de la fotografía.

Y es que Slim, como ya se dijo, es el empresario más acaudalado de México, pues cuenta con una fortuna que asciende a los USD 55 mil 930 millones. El magnate es dueño de importantes empresas como América Móvil y Grupo Carso.

Slim nació en la Ciudad de México el 28 de enero de 1940, y estudió Ingeniería Civil en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En una entrevista para el medio Forbes, el empresario declaró que en su oficina tiene la escultura de Los último días de Napoleón, del escultor suizo Vincenzo Vela. Esta escultura la tiene para que no se le olvide que es necesario tener siempre los pies en la tierra, uno de los principios fundamentales que le enseñaron sus padres, Don Julián Slim Haddad y Doña Linda Helú.

Y es que el padre de Slim le dio muchas enseñanzas cuando fue niño y adolescente, pues murió cuando el ahora magnate tenía apenas 13 años.
Julián llegó a México procedente de Líbano en 1902, cuando apenas contaba con 14 años. Al llegar a México lo hizo completamente solo y sin saber hablar español.

Julián Slim salió huyendo del país asiático, pues el imperio otomano lo obligaría a incorporarse a su ejército al cumplir 15 años. El padre de Slim desembarcó en Tamaulipas, y tan pronto llegó, comenzó a trabajar junto con cuatro de sus hermanos mayores, quienes comenzaron a llegar a México desde 1893.

De esta manera llegaron los Slim a nuestra país, en busca de fortuna, la cual lograron luego de años de trabajo y mucho empeño.

Carlos Slim ha declarado, en diferentes entrevistas, que su padre lo enseñó a llevar el control de sus finanzas de una manera muy eficiente y sencilla: anotar en una libreta los ingresos y egresos que tenía.

Esta forma de llevar sus finanzas también la enseñó a sus hermanos, desde que eran muy pequeños. Fue así que el magnate llevó, desde muy niño, un control del dinero que gastaba y recibía.

Además, Slim siempre ha declarado que su padre le dejó grandes enseñanzas, entre ellas, el valor de la honradez, pues su padre siempre llevó ese valor y se lo heredó tanto a él como a sus hermanos.