Protección exitosa de huevos de tortuga en Cancún

Por Redacción AAMX
4 Min Read

Un total de 36 mil huevos de tortuga marina, alojados en 19 de los 45 corrales situados a lo largo de 12 kilómetros de playas en Cancún, fueron resguardados exitosamente antes de que la marea de tormenta provocada por el huracán «Beryl» pudiera afectarlos.

El ciclón llegó a las costas de Quintana Roo como huracán categoría 2 en la madrugada de ayer, tocando tierra en Tulum, pero sus vientos y lluvias se sintieron en varios municipios.

En Cancún, por ejemplo, el huracán destruyó uno de los 45 corrales, ubicado en Playa Delfines. Durante un recorrido realizado por EL UNIVERSAL, se observó a empleados de la Dirección de Ecología del municipio limpiando el sitio para reconstruir el corral.

En este corral había 93 nidos de tortuga marina, con un total de 10 mil 400 huevos, que gracias a las medidas preventivas realizadas el 3 de julio como parte del Programa de Protección a la Tortuga Marina, pudieron ser reubicados en un lugar seguro.

«En Playa Delfines logramos retirar todos los nidos. El corral prácticamente se deshizo. Lo que hicimos ayer fue desmontar las estructuras para evitar pérdidas o daños. La malla quedó cubierta por el arenal y estamos encargados de retirar todos los residuos para evitar que alguien se lastime y reconstruiremos el corral tortuguero.

En total, se retiraron 19 de los 45 corrales tortugueros de la zona costera, abarcando aproximadamente 12 kilómetros, y se lograron resguardar alrededor de 36 mil huevos de tortuga», informó Tania Fernández, directora de Ecología.

Fernández explicó que solo se trasladaron los corrales que estaban en riesgo debido a la elevación de la marea. Los otros 26 corrales permanecieron en su lugar.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Fernández indicó que están revisando el resto de los corrales para evaluar sus condiciones, ya que las tortugas seguirán llegando durante la temporada de anidación, que comenzó en mayo.

«Los huevos resguardados esperarán a eclosionar y serán liberados. Cuando eclosionen, los llevaremos a la playa para que realicen su recorrido, lo cual es importante para las tortugas. Debemos liberarlas en una zona de la playa donde puedan caminar.

Recordemos que cuando se deslizan, registran el área en su pancita donde eclosionan y, posteriormente, en su etapa adulta, regresan a desovar», explicó Fernández.

La funcionaria añadió que, gracias al trabajo del personal de la dependencia y del staff del sector hotelero que colabora con el programa de protección a las tortugas, no hubo pérdidas de huevos ni nidos en los 45 corrales distribuidos en 12 kilómetros de playas, que alojan un total de 105 mil huevos en 915 nidos.

«Tuvimos saldo blanco. Aquí podemos ver el resultado de las acciones preventivas, el trabajo en equipo y la preparación anticipada. De otro modo, podríamos haber perdido algún nido, pero únicamente hubo daños materiales a los corrales», concluyó.

Comparte este artículo